Biomagnetismo

Biomagnetismo. El par biomagnético El Par Biomagnético es un método de diagnóstico, tratamiento y curación de un gran número de enfermedades basándose en el restablecimiento del pH (potencial de Hidrógeno) […]

Biomagnetismo


Biomagnetismo. El par biomagnético

El Par Biomagnético es un método de diagnóstico, tratamiento y curación de un gran número de enfermedades basándose en el restablecimiento del pH (potencial de Hidrógeno) de los órganos internos a través de la colocación de imanes sobre diferentes partes del organismo.

¿Cómo se desequilibra ese PH de los tejidos?

Pues de muchas maneras: desde la acción maligna de microorganismos patógenos (virus, hongos, parásitos y bacterias) una alimentación inadecuada acidificante de la sangre (en general grasas de origen animal), toxinas o venenos, cirugías etc.…

¿Cómo se equilibra ese pH con los imanes?

El funcionamiento del par biomagnético es sencillo. Mediante kinesiología se testan en el cuerpo una serie de puntos descubiertos por el Dr. Isaac Goiz Duran y se van colocando los imanes en dichos puntos (polo negativo) y en los que hacen resonancia con cada uno de ellos (polo positivo) . Se dejan actuar unos 15 o 20 min para que equilibren ese pH.

¿Cuántas sesiones son necesarias y que patologías pueden tratarse?

Dependiendo de la patología a tratar, pero desde la primera sesión se ven resultados magníficos, de media pondremos unas 2 o 3 sesiones.

Sus proyecciones terapéuticas abarcan una vasta gama de dolencias, sin embargo sus limitaciones radicarán en todas esas enfermedades en que se haya producido un daño estructural irreversible, y en que las posibilidades de regeneración estén disminuidas por la edad, por cirugías o por acumulación de efectos secundarios de medicamentos durante mucho tiempo

Aplicaciones del biomagnetismo:

Autoinmunes:

  • Lupus
  • Artritis reumatoide
  • Dermatocitos

Cardiovasculares:

  • Hipertensión
  • Hipotensión
  • Arteroesclerosis
  • Cardiomegalia
  • Síndrome de Sjorgen

Del sistema nervioso:

  • Migrañas
  • Vértigos
  • Fatiga
  • Ansiedad
  • Insomnio
  • Esclerosis múltiple
  • Epilepsia

Dermatológicas:

  • Psoriasis
  • Dermatitis atópica
  • Neurodermatitis
  • Dermatitis por contacto
  • Abcesos
  • Verruga plana
  • Quiste pilonidal
  • Acné
  • Eccemas

Disfunciones glandulares:

  • Tiroidea
  • Paratiroidea
  • Ovárica
  • Testicular
  • Suprarrenales

Gastrointestinales:

  • Infecciones
  • Colitis
  • Estreñimiento
  • Diarreas
  • Hemorroides

Genitourinarias:

  • Infecciones
  • Uretra
  • Próstata

Ginecológicas:

  • Disminorrea
  • Amenorrea
  • Infertilidad
  • Miomatosis
  • Quistes
  • Patología mamaria
  • Problemas de fertilidad
  • Hepáticas:
  • Hepatitis A, b o C
  • Cirrosis
  • Amibiasis hepática
  • Hematológicas:
  • Anemia
  • Púrpura
  • Leucemia
  • Aglomeración de hematíes

Osteomioarticulares:

  • Osteoporosis
  • Dolores óseos
  • Dolores musculares
  • Fibromiálgia
  • En general dolores musculares sin justificación traumatica

Respiratorios:

  • Infecciones
  • Gripe
  • Influenza
  • Asma
  • Bronquitis
  • Laringitis
  • Sinusitis
  • Pericarditis
  • Faringoamigdalitis
  • Rinitis alérgica
  • Tuberculosis
  • Bronquiectasias
  • Fibrosis pulmonar
  • Renales:
  • Infecciones
  • Insuficiencia
  • Litiasis
  • Nefrosis
  • Venéreas
  • Papiloma
  • Sífilis
  • Gonorrea
  • Herpes
  • Candidiasis

Emocionales:

  • Depresión
  • Tristeza
  • Fobias
  • Ansiedad
  • Cansancio
  • Pánicos

Oculares:

  • Queratocono
  • Cataratas
  • Glaucoma
  • Maculopatía
  • Retinitis pigmentaria
  • Uveitis
  • Pterigión ocular

Intoxicaciones:

  • Alimenticias
  • Medicamentosas
  • accidentales

Beneficios:

  • No produce daños ni efectos secundarios
  • Mitiga el dolor y la inflamación.
  • Estimula los tejidos cuando se encuentran débiles.
  • Incrementa la circulación sanguínea.
  • Acelera la rehabilitación.
  • Es un procedimiento preventivo de salud.
  • Equilibra el pH de los tejidos sin necesidad de químicos
  • Actúa como un antibiótico  específico (sin las desventajas de éste) ya que al  equilibrar el pH de cada zona favorece la vida de la flora bacteriana especifica del área eliminando los microorganismos no deseables e impropios del área a tratar.
  • Limpia la sangre, evita la aglomeración de glóbulos rojos (los glóbulos rojos  aglomerados no pueden transportar adecuadamente el oxigeno)
  • Puede complementarse con cualquier terapia o puede usarse como terapia única